Cómo elegir el árbol de Navidad perfecto para tu hogar

Cómo elegir el árbol de Navidad perfecto para tu hogar

Ahora que empieza a sonar la música decembrina y sentimos en el ambiente, cada día más cerca, la llegada del espíritu navideño comenzamos a pensar en comida, regalos, festejos, reuniones con familiares y amigos, y otros planes. En resumen, nos vamos poniendo en onda con uno, o quizás el más esperado, de los eventos del año.

Un elemento imprescindible en nuestras casas, sin importar la religión o las ideas que profesemos, es el árbol de Navidad. Tal vez estés pensando en comprar uno (si no tienes) o en cambiar ese viejo árbol que te ha acompañado durante varios años.

Hoy vamos a darte algunos consejos para realices la mejor elección de árbol navideño para tu hogar.

Tamaño y ubicación

Lo primero en lo que debes pensar es en el tamaño y en la ubicación que tendrá tu árbol. Los árboles estándar varían entre una altura de 1.50 y 2.40 metros. Sea cual sea tu decisión de tamaño procura que quede un espacio de, mínimo, 20 cm entre la punta y el techo.

La ubicación debes pensarla en función de la practicidad: ¿van a quedar enchufes cerca? ¿Es una zona concurrida o de tránsito de la casa? ¿Es un lugar focal donde los visitantes van a centrar su mirada apenas entran a tu hogar? Resuelve estas preguntas y seguro que vas a encontrar la ubicación correcta.

Estilo

Básicamente existen tres tipos de árboles navideños para todos los gustos. El primero son los árboles de apariencia natural o rústica, fabricados para que parezcan árboles naturales recién cortados del bosque. En tal sentido, si te decantas por uno de este tipo ten en cuenta que la decoración debe ser de apariencia orgánica. Usa piñas de pino, flores, ramas, y espigas por ejemplo.

El segundo estilo son los árboles de apariencia tradicional, aquellos que se ajustan a los colores y adornos típicos de la Navidad: bastones de caramelo, bolas brillantes de distintos colores, angelitos, Papás Noel, guirnaldas, luces (especialmente blancas, rojas y verdes). Este tipo de árbol induce a la nostalgia de épocas pasadas.

Por último tenemos los árboles de apariencia minimalista o aquellos que rompen con lo clásico y lo rústico. Árboles de Navidad blancos (nevados) o de colores exquisitos como el palo de rosa.

Para aquellos de gusto minimalista se encuentran árboles pequeños de ramas sencillas y adornos sobrios, pero bellos. Estos también se pueden ubicar en lugares poco habituales de la casa como en las estanterías, sobre vitrinas o en jarrones.

Finalmente, es fundamental que el árbol que escojas se adapte a tu estilo y al estilo de la casa. Quizás este sea el factor más importante a la hora de elegir el adecuado.

¿Ya tienes idea de qué tipo de árbol se ajusta mejor a tu hogar? En Fexton tenemos el que buscas. Y lo mejor es que todos nuestros árboles son fabricados en material PET, un material completamente reciclable y amigo del medio ambiente.